sábado, 11 de agosto de 2012

El confesionario




Queridos "herbanos": estamos todos reunidos en este momento tan bonito, unidos y a la espera de recibir una venerable hostia para saciar nuestra ansiedad, para encontrar el camino que nos lleve a un mundo mejor, al paraíso terrenal… o al infierno, que también se le llama así, ejem, ejem…



Soy el padre Jose, pasen al CONFESIONARIO:





-Padre, perdóneme, soy una pecadora.

-¿Qué has hecho esta vez? ¿Has vuelto a soñar con Mel Gibson?

-No, padre, esta vez he ido más lejos, una jartá de lejos.

-Dime, confiésate de tus pecados, ábrete de… de par en par, como un libro abierto que se abre otra vez, el Señor te escucha y perdonará tus actos impuros, ya verás como te sientes mejor después, mujer, cuando todo haya sido aclarado, cuando…

-¡PADRE, COÑO!, déjeme hablar, ¿no?

-Continúa, hija mía.

-Pues por donde iba, padre… mucho más lejos. Lo he vuelto a ver, me llamó anoche y no pude resistirme, se lo juro padre, es tocar a un hombre y se me ponen los pelos de punta, por no decirte otras cosas. No volveré a hacerlo, le he dicho que se vaya a la mierda.

-¡HIJA! Cuida tu lenguaje, que estamos en la casa de Dios padre todo poderoso y todo inmenso, y misericordioso, y sufridor y… Continúa, hija, continúa.

-Pero ahora estoy peor, padre. Ya que he conseguido dejar esta aventura que no llevaba a ninguna parte... bueno... a la cama y al placer sí... ahora va y aparece un nuevo vecino, y madre mía cómo está de bueno, ¡es clavadito a Gibson, padre!

-¿Sí? Pues yo no lo he visto aún… Esto… ¡Pero hija mía! Tienes que pensar en el futuro, en tu familia, en lo hermosa que es la vida estando en paz contigo y con los tuyos, en todo lo bueno que es fruto del sacrificio y del…

-¡QUÉ NO PADRE! Qué yo no estoy en paz con nadie ni conozco más fruta que la del mercado. Qué yo lo que quiero es acostarme con mi vecino, pero no me hace ni caso, y mira que le enseño bien el escote cuando nos cruzamos en el portal.

-¡Pero hija! Tienes que ser algo más consciente de tus actos, no puedo absolverte si no te arrepientes.

-Si a eso voy, padre, me arrepiento de haberme casado, y de haberme acostado con el mejor amigo de mi marido. Pero no puedo arrepentirme de lo que no he hecho todavía, ¿no? Aunque me muero de ganas de estar un ratito con él… no sé que voy a hacer.

-Hija mía, debes eliminar esos pensamientos impuros. Y si quieres hablar con él, vas y le pides sal… y ya está.

-¡Padre! Cómo me dice usted eso.

-Sí, es verdad, ya sé que en tu casa no podéis probar la sal. Pues entonces, puedes ir con la excusa de que quieres ver su piso porque vas a reformar el tuyo y quieres buscar ideas.

-Pues esa sí que es buena idea, padre. Es usted un santo, me recuerda a mi vecino pero más bueno y angelical.

-¡Ay, señor!  Te absuelvo, hija mía, te absuelvo… ve en paz… dentro de lo posible.

-Amen… digo… Amén.










(Las imágenes no son de mi autoría)




22 comentarios:

  1. Pero ese cura es peor que ella! ajajajajaja...
    Muy divertido!!! me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja, menudo cura está hecho, jajajaj, es un cura muy moderno, Lunacolorá!!!
      Besossss

      Eliminar
  2. Por segunda vez lo leo y por segunda vez me ha hecho esbozar una gran sonrisa... Anda que...qué perejila tiene con el vecino!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Analogy!! Se ha emperrao con el vecino, ya sabes, la novedad, ajjajja.
      Más y más y más besos!!!!!

      Eliminar
  3. jajaja ¡me acordé de aquello que escribí : "Perdóneme, padre, porque he pecado". ¡¡Cómo nos gusta liar a estos curas!! jeje... un gran refresco para esta mañana que promete ser calurosa. ¡Ojú qué caló!
    Mil besos... y tres avemarías. ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pos a ver si lo publicas en tu blog, Hulnísima, porque no me acuerdo de habértelo leío.
      Ave maría, madre.............. y mil besos iguales de mi parte!!

      Eliminar
  4. Un abrupto el final, quizá precipitado, pero me ha gustado ese sarcasmo con la iglesia.

    Hoy no te pongo a parir Luis.


    Siempre es agradable el humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran habilidad la tuya, Cielo... encuentras siempre los puntos flacos y eso me gusta, el escritor siente que hay atención. Sí, ese final me costó fraguarlo, y no estoy satisfecho del todo con él. Faltó chispa, pero tuve que rendirme, no he podido liarla más.
      Un abrazo soleado! (ya vendrán las lluvias, ya vendrán)

      Eliminar
  5. uy, esa feligresa está un poco salidilla jaja, eso va a ser el verano.
    y el cura no está mucho mejor que digamos.Un relato muy refrescante, mi niño sureño. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  6. jajajajajaja, sí, debe ser el calor tremendo de este verano, Ángela. Qué no falte el refresco, por Deux.
    Otro abrazo y dos besazos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo creo que este cura conviene, ya que te da hasta ideas para pecar:)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un cura un tanto peculiar, quizá sea humano del todo, jajajaaja.
      Gracias, Trini, un fuerte abrazo!

      Eliminar
  8. Lo de la sal ha tenido su puntazo, jajaja. Muy bueno, Luis, me he lo he pasado genial leyéndolo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, si es que... no había caído él en lo de que no podían comer sal... jajajajaja.
      Gracias, Ana, me alegra muchísimo encontrar vuestros comentarios.
      Un millón de besos!!

      Eliminar
  9. A mí es que los curan me ponen la verdad, confieso mi pecado jamás llevado a cabo... jajajaja. Y yo es que he visto al vecino, sisisisisisi... y la entiendo que no veas!!!.
    También se te da bien el humor.
    Buenos días en este domingo caluroso y aburrío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjajaja, GRACIAS!!!! Buenos días, Maite, en este domingo caluroso y anodino.
      Y besos que salpiquen un poquito el hastío.

      Eliminar
  10. Pues vaya confesonario mas moderno! jejeje
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que lo es, Ohma, espero no se enfaden en el vaticano, ejem...
      Un verdadero placer que circules por esta carretera dejada de la mano de Dios y con algún que otro bache.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. ¡¡Hola!!, te escribo desde el blog literario

    La Biblioteca de la Morgue,

    Un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya ^^. Espero que te guste mi espacio e intercambiemos opiniones, a mi el tuyo me ha encantado!! ^^

    ¡Nos leemos!

    Bisous

    La Biblioteca de la Morgue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya eché un vistazo, es interesante. Volveré casi seguro.

      Eliminar
  12. jejejejeejeje bueníiiiiiisimo y me ha venido de lujo que me sonsacasen un par de sonrisas!!

    Vales mucho pequeño Luisito vales muuuuuuuuuuuuuuuucho.

    Por cierto ¿has cambiado de foto? muy guapo, muyyyyyyyyyyyyy guapo, ¿dónde va a parar? jejeje

    otra cosa, tu amigo el de la biblioteca de la morgue le va diciendo exactamente lo mismo a todo el mundo jejeje

    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS!!!! Mónica, mushas grasias, hija bía, jajajajajaja.
      Ya sabía lo del amigo de la morgue, hay de todo en la viña del señó, todos tenemos nuestros más y nuestros menos... en fin, ante todo un poquito de por favor, ajajjajajajajaja

      Besos grandes

      Eliminar