domingo, 9 de septiembre de 2012

¡Maldita hipocresía!





Quisiera vivir cada día en una tierra diferente
para no percatarme de la hipocresía
en los ojos de la gente.
Son saludos escondidos, miradas pensativas,
y el ardor de mi alma en sintonía
con la vecina lasciva.

Quisiera jugar con la amplia claridad de un niño
ya que en el fondo siento su alegría.


Turbado, viciado, hastiado y ansiado.


Quisiera vivir cada día en una tierra diferente
y aclarar mi pelo con barro,
lucir un bonito pecho depilado,
quisiera un estómago plano y una mente normal.
Comer cangrejos sentado en las rocas,
beber mosto y vomitar mentiras.

Quisiera sentir lo que tú sientes o callar para siempre
si en algo he de equivocarme contra tu persona.


Turbado, viciado, hastiado y ansiado.


Quisiera vivir cada día en una tierra diferente,
olvidar eternamente que la muerte existe.


—La poesía no se puede desmontar, es una teoría intangible—


Olvidar eternamente que la muerte existe,
quisiera vivir cada día en una tierra diferente.


Ansiado, hastiado, viciado y turbado.


Si en algo he de equivocarme contra tu persona
quisiera sentir lo que tú sientes o callar para siempre.

Beber mosto y vomitar mentiras,
comer cangrejos sentado en las rocas.
Quisiera un estómago plano y una mente normal,
lucir un bonito pecho depilado
y aclarar mi pelo con barro.
Quisiera vivir cada día en una tierra diferente.


Ansiado, hastiado, viciado y turbado.


Ya que en el fondo siento su alegría
quisiera jugar con la amplia claridad de un niño,
con la vecina lasciva
y el ardor de mi alma en sintonía.
Son saludos escondidos, miradas pensativas
en los ojos de la gente.
Para no percatarme de la hipocresía
quisiera vivir cada día en una tierra diferente.


-La poesía es una teoría intangible, no se puede desmontar-







(La imagen no es de mi autoría, más bien es hipocresía)


30 comentarios:

  1. MADRE MIAAAAAAA DE ARRIBA A ABAJO Y VUELTA A EMPEZAR!!!! FANTASTICO!!!... UFFFFF... ME HA... ENCANTADO...vaaaale, me tranquilizo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UN MILLÓN DE BESOS!!!! Maite, gracias por tu espontaneidad. :)

      Eliminar
  2. Si es un manifiesto, lo suscribo plenamente.
    Buenos versos, buen trabajo.
    Un abrazo.
    (anda, mira, un pareado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo debe ser, Joaki, lo manifiesto y le doy la vuelta para que se pueda leer al revés también.
      Gracias, compañero, un abrazo...
      a mí no me ha salido el pareado...
      Ahora sí, jajajjajjaja

      Eliminar
  3. Rodeados estamos de esa hipocresía y sin poder hacer nada. Avanzamos como rebaños de ovejas y sin querer también entramos en ese juego, para más tarde renunciar y volver a empezar como en tu poema.
    Bonita reflexión en forma de versos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertadísimo comentario, Aurora!!! Así es, ni más ni menos, ni menos ni más...
      Besos también

      Eliminar
  4. Yo creo que, aunque las palabras puedan engañar, los ojos no mienten nunca a través de la mirada se puede saber cuándo una persona te está mintiendo.

    Muy bonito tu poema, Luis, la verdad es que la hipocresía está a la orden del día, y tus versos lo expresan muy bien, me han gustado mucho.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que "dices", María, los ojos son el espejo del alma, pero lamentablemente no siempre es así, y también depende de quien mire y en qué circunstancias.
      Muchísimas gracias.
      Besos

      Eliminar
  5. Hola, Luis

    La hipocresía existe, pero también la verdad y la honestidad. En estos tiempos en que todo parece que está "patas arriba" e intenta defender lo que no es posible, la hipocresía campa a sus anchas. Pero siempre podremos poner freno o coto a ella. Tu poesía es una muesta de ello, una llamada de atención a observar y no caer en la trampa que tiende para nosotros.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Eugenia. Sí que existe la verdad, sin ella seríamos una mentira y no es así.
      Besos

      Eliminar
  6. La mente la tienes más normal que muchos que conozco, el pecho puedo depilártelo yo, si quieres, también puedo ponerte barro en el pelo. La sonrisa sincera ya la tienes, la hipocresía creo que no. La tierra diferente la puedes crear con tus letras, el cangrejo te ayudo a capturarlo, eso si, yo no lo cocino, que me da pena.
    La mirada de niño también es tuya.
    El poema: cojonudo.
    ¿qué más quieres?
    igual un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángela de pelo negro... bufff, menudo comentario me regalas. Sí, quiero un beso, y te doy las gracias, y otro beso

      Eliminar
  7. Ya te dije alguna vez que algunas poesías tuyas eran como canciones. Ésta,desde luego, merece serlo. Se canta sola, amigo mío.
    Beeeeesooooo ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace mucho tiempo que no invento melodías para mis letras, pero claro, algo se me ha debido quedar.
      Otro besazo!!!

      Eliminar
  8. Vivimos una locura colectiva donde la hipocresía parece moneda de curso legal, cuando en realidad es más falsa que los billetes del monopoly.
    Un gran poema, sin hipocresía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Manuel, muchas gracias. Qué razón tienes...
      Otro abrazo

      Eliminar
  9. Este poema es un tratado sobre la hipocresía, un manifiesto, un derroche de creatividad, un desahogo, una denuncia, un círculo de palabras, una vuelta a los orígenes, un volver a empezar, un lamento, un deseo, un camino, un alegato, un poema cargado de verdades. Tus verdades, Luis.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por pasar, por leer y analizar, por sentir.
      Un abrazo hasta tu orilla, Mos

      Eliminar
  10. Te repites y cuentas una y otra vez odios,pero también expresas deseos, y da la impresión de que nadie te atiende, e insistes incansable...
    Me gustó como todo lo que escribes. Además buscas la originalidad en la composición del poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohma... un placer que te gusten mis letras, un placer inmenso. Muchas gracias, UN BESO!

      Eliminar
  11. Vaya par de leches que le acabas de dar a nuestra sociedad hipócrita, superficial y frívola que vivimos.

    Dale caña, Luisito. Esto en una pancarta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaj, no sé si vale pa una pancarta...
      Besazo, Analogy!!!

      Eliminar
  12. Buen escrito, la hipocrecia esta a la orden del dia la vemos por todos lados. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso para La Soledad. Gracias por pasarte por aquí

      Eliminar
  13. La hipocresía es un mal que lejos de menguarse va en auge.
    El el mal nuestro de cada día.

    Gracias

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Ah! usaste el orden invertido en la segunda parte?
    alguna vez lo intente y fue algo muy divertido...no lo he publicado todavía.

    También me pasa de querer vivir en un lugar diferente, pero igual, quiza sea lo mismo, y termino quedandome donde estoy.

    Saludos GRANDES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz. Si lo publicas, será tan divertido leerlo como lo es escribirlo, divertido entre otras cosas.
      Pues sí, quizá sea lo mismo, lo onírico sería cambiar mensualmente, por ejemplo.
      SALUDAZOS!!

      Eliminar
  15. Me temo que esa tierra no existe Luis
    pues en la tierra solo hay humanos
    y los humanos son la peste de su propio planeta
    pero hay que emigrar Luis
    y e migrar muy lejos, eso que buscas, seguro que existe
    pero en otra galaxia.

    Te felicito, hay algunos versos muy buenos.

    Perdona el descuido por mis visitas
    pero ando perdido en la soledad
    de la crisis.

    Po cierto, hablando de humanos, recuerdo una frase:

    "Es desconsolador pensar cuanta gente se asombra
    de la honradez y cuán pocos se escandalizan por
    el engaño"

    Abrazo vaquero.

    ResponderEliminar
  16. Según me cuentas, ese vaquero es del espacio, como aquella canción...
    Gracias por volver, Cielo, maldita sea la hipocresía, forzada o acomodada... lo peor son las circunstancias y más aún los destrozos.
    Otro abrazo

    ResponderEliminar