jueves, 1 de noviembre de 2012

El Beso




¿Alguna vez has subido la persiana y te ha sorprendido una resplandeciente y afilada luna? Ella está en ese lugar recóndito llamado casualidad. Y mirando al firmamento una noche de Halloween, comprobé que no era uno sino dos lunares los que había bajo su iris castaño y su pupila fogosa. El karma fluye…


El Beso


Aquel beso guardaba encanto y hermosura tras sus labios. Estuvo metido en la nevera catorce años, archivadas las caricias en un cajón atascado, difuminadas las miradas en el pasar de las nubes; los recuerdos cautivos dormían como ángeles bicolores en una cama invisible, plácida y flamante.
Una noche de octubre vio la luz un mensaje que oculto deseaba mostrarse, ávido de respuesta. El perfil que encabezaba la nota era el de una bella guitarrista amante de la imagen, morena de sonrisa radiante, mujer de ojos inocentes y gestos sensuales.
Su leve caída al contorno de luceros, su pelo largo como la cola de un vestido de novia, sus manos cálidas, la comisura combada de su boca, sus piernas abrazadoras y el sinfín de pensamientos veloces y torpes que rodean en este momento mi cabeza.
Olvidé hasta de escribir, olvidé mi nombre cuando la vi llegar a paso largo en la plaza; no sé si había cielo aún, porque nada existía en aquella hora, nada que no fuera verla aparecer. Un eclipse… entiéndanme. 





 


¿Y aquél sueño? ¿Aquél paseo borroso y lejano? ¿Y los encuentros triviales? Son tus caderas las que tengo ahora clavadas frente a mí, y aunque hace mucho tiempo que nos conocimos, tengo ganas de reconocerte, de sentirte una vez más a mi lado, profesora de diáfana estructura.









(La imagen no es de mi autoría)

40 comentarios:

  1. Inconfundible, y necesario...
    Necesarias las fiestas de brujas que acaban en besos.
    Pocas otras cosas tienen sentido.
    Me gustó, además, tu composición, Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan... totalmente de acuerdo contigo, el sentido es muy valioso.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. "Nada existía que no fuera verla". Me quedo con eso, creo que resume toda la pasión del encuentro.
    Te ha quedado como el arroz: BRILLANTE, compañero, brillante.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Joaki. Muchas gracias. Abrazos, compañero, y salud!

      Eliminar
  3. Ay, qué tierno que estás Luigi! Pues a mí me ha gustado eso de "Estuvo metido en la nevera catorce años, archivadas las caricias en un cajón atascado"... Es como desde siempre ha querido emitir ese beso y finalmente, tras mucho macerarlo, sale de su cueva, listo para adherirse a la piel...

    En fin, bonito, muy bonito.

    ResponderEliminar
  4. Dulce relato de un beso tan deseado, un placer leerte.
    Abrazos miles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina. Puedes circular por esta carretera cuando desees, será un verdadero placer. Besos

      Eliminar
  5. Vaya!!! Que interesante reencuentro!!! ufff precioso!!!
    Besos Luisillo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es, más interesante imposible!!!
      BESOSSSSS

      Eliminar
  6. Espero que el deseo de reconocimiento sea mutuo y ambos encienda esa llama que tanto tiempo esperó prenderse.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Trini, es un placer ver tu perfil en estos comentarios. Otro abrazo

      Eliminar
  7. Luis, cómo me ha gustado este relato, tan sensual y apasionado, y me quedo con esta frase: "Son tus caderas las que tengo ahora clavadas frente a mí".

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra darte esa frase, María, porque es de las que más me gustó escribir.
      BESO!!

      Eliminar
  8. Guau!! tremendo poema, porque sabe usted que esto es pura prosa poética ¿verdad?
    ¿Levantar la persiana y ver a la reina del cielo nocturno? si claro, eso me ha sucedido muchas veces...
    ¿ese beso guardado, que se mantiene templado en la boca a la espera de que llegue su destinatario? también, y además recuerdo que no podíamos soltarnos de las manos.
    Jo, niño, que belleza de relato. La afortunada se ha quedado atrapada de por vida dentro de él, mira por donde ya la has hecho inmortal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángela querida... me gusta tanto verte por aquí... me gusta tanto...

      Eliminar
  9. Por cierto, sureño, he colgado una nueva entrada, pero no hace falta que la comentes, porque está incluida en ese recopilatorio que ya leíste.
    pero si quieres pasar y dejarme tu sonrisa eso me gustará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. visitar tu blog... no me importa releerte, lo haré encantado, tus relatos fluyen, sí! :)

      y besos

      Eliminar
  10. Wooooh!!!, Luis. Aquí hay sensualidad, romanticismo y deseo, mucho deseo. Ese beso despertó, salió de la nevera y con él se removieron todos los sentimientos dormidos tantos años. Hay ternura también, Luis. Hay entrega y deseo, mucho deseo. Deseo, deseo, deseo,... de que ese beso se repita más veces, más besos, más encuentros, más caderas, más, más, más...

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS, MOS!!!!! Me alegra mucho recibir este comentario tan alegre!! Sí señor!!!
      Otro abrazo hasta tu orilla

      Eliminar
  11. Cuando el beso se hace deseo es mejor dejarle salir, dejarle hablar como sólo él sabe hacerlo.
    Me ha encantado tu entrada, Luis. Destila ternura y deseo.
    Te felicito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Aurora. Llévate mi correspondiente abrazo, hasta donde estés :D

      Eliminar
  12. UN beso que estuvo 14 años esperando en la nevera...
    Cuánta pasión retenida...
    Gracias por tus relatos. Un beso,
    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ha sido, Trini. Me gusta mucho que una viajera como tú elija esta carretera para uno de sus trayectos. Qué placer!!
      Un beso mío

      Eliminar
  13. Los besos que el tiempo guarda tienen un reencuentro mucho más placentero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Manuel. Es bonito tener esos besos y poder entregarlos a la persona por la cual se guardaron.
      Otro abrazo

      Eliminar
  14. Tu maestría en el arte de narrar (y poetizar) es grande.
    Por eso es un honor para mí haber leído tu comentario sobre mi poema en el blog de Mos.

    Un simpático saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volarela, muchísimas gracias. El honor fue mío, de leer tu poema.
      Otro saludo, también con simpatía :)))

      Eliminar
  15. Olvidé hasta de escribir, olvidé mi nombre cuando la vi llegar

    así pasa cuando la presencia y en especial los labios de la boca amada se posa en los nuestros

    no hay más horizonte que el sujeto amado!
    es perenne por siempre la emoción y sensación vivida


    hermoso texto Luis
    felicitaciones
    abrazoooo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lichazul. Qué bueno eso que dices, ES PERENNE POR SIEMPRE.
      Otro abrazo!!!!!

      Eliminar
  16. Precoso texto e imperecedero beso, amigo. Excelente tu prosa poetica, Luis.
    Un placer la vista. Salute :)

    ResponderEliminar

  17. Que susto me has dado Luis
    pensé que la imagen era de tu autoría.


    Has logrado una prosa muy elegante
    que cautiva el lector y eso es
    toda una delicia.

    Un abrazo desde un Madrid, envuelto en
    una tormenta.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sabes qué? Lo pensé... pensé una forma de hacerlo, y además podría ser la mejor fotografía de la historia.
      No es broma, pero sí lo digo con simpatía.
      Gracias, Cielo, aquí también hay tormenta

      Eliminar
  18. Querido amigo... me encantó leerte, el impacto
    que causa ver ante uno la presencia de ese
    ser soñado borra todo el escenario y todo
    se congela en camara lenta... lo describiste
    de manera perfecta y original, mis aplausos.

    Un abrazo inmenso desde mi corazón.

    ResponderEliminar
  19. Mis reverencias, Solina. Muchas gracias, mil besos para ti y un fuerte abrazo también

    ResponderEliminar
  20. Estás que te sales, mi querido Luilli.
    Bellísima prosa hecha poesía. ¡¡Cómo hemos crecido, juer!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!!! Sí!! Hemos crecido, comiendo letras, Hulnísima, jajajjjja.
      Besos para ti :)

      Eliminar
  21. Hola Luis,

    mmm, suena a seducción y el placer de sentirse así...yeah, creo que cuando sentimos esa atracción es como si antes ya hubiésemos sentido aquel cuerpo, como si sólo costara una leve cercanía para reconocerlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz, por esta visita y estas palabras. Es verdad, la memoria siempre guarda, hay veces que basta una chispa para encender el fuego.
      Un saludo alegre

      Eliminar