domingo, 5 de mayo de 2013

Epístola


















Córdoba, 2 de mayo, 2013.



Diosa:

          Toma la llave del buzón de nuestra futura casa, y mis ojos. Dentro hay una carta que todavía escribo y escribiré, hondura del talante al remitir y un hombre al portador que adeudo con recargo de “para siempre”. Dame tu mano de sol y mar porque quiero sentir que siempre estás a mi lado. 
          Y mientras lees yo te observo, yo te amo, enmudezco. Se refracta mi mirada cuando cruza por tu lágrima, del iris esclava, y es cuando veo un arco pintado de carne y marfil. Es tu sonrisa, siete colores que embellecen al cielo; y yo tan gris deseo fundirlos con mi sangre hirviendo, volar y atravesarla erguido dejando estelas cándidas, pilotando una avioneta diseñada en tus sueños, construida en los míos.
          Destinataria de mi aliento, mira en el reverso y comprueba que mi dirección es la tuya, que miro hacia donde tú miras, que camino en tus piernas, que me pierdo en tu ombligo. No hay sopor, molestia o enfado que engañe a mi corazón, que no se invierta al verte entregada, que no sane con una muestra de tu amor. Me agiganto sólo con el roce de tu pelo en mi mejilla, con un beso tuyo inesperado, con tu confianza innata y tu expresión magnánima.
          Donde antes hubo polvo, telarañas, ahora habrá correspondencia. Dónde antes no hubo nada, sólo tierra, ahora habrá cobijo y descendencia. Cuando el tiempo te mecía en aquellos lares, yo inconsciente volvía a tus dieciocho años. Y ahora, perpetuo llega lo que no era, acerado el rostro de haber cruzado por entre bosques de espinas, de haber errado también las decisiones, de haber  aguantado al rojo vivo.
          Pero todo ese oscuro tránsito, en tus mientes y en las mías, ha empujado nuestros cuerpos que se han apoyado y no han caído. Frente a frente nos hemos visto tras un largo e infructuoso trayecto… y nos hemos enamorado.
         
        

Amiga, querida compañera, futura esposa, te quiero:

                                                 Firmo a lengua y sello con mis huellas en tu piel.




(Imagen de mi autoría)

24 comentarios:

  1. ¿Enamorado dices? Enamorado hasta las trancas, amigo Luis. Y no sabes cómo me alegro por ello.
    Ha habido un cambio en ti y en tu escritura. Y todo se lo debes a tu diosa. ¿Hay algo más grande que el amor correspondido?
    Esta carta simplemente preciosa y auténtica. Sublime, Luis.
    Sigue así, amigo. Dad brincos por dentro y por fuera.Seguro que os lo merecéis.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mos, compañero de letras. Sabes mejor que yo, lo hermoso que es ser correspondido, por tus 30 años de experiencia.
      Qué orgullo recibirte desde tu orilla.

      Un abrazo, salud

      Eliminar
  2. ayyyyyyyyyyyyyyyyyyy mi "Susanita" interior,se alegra y se llena de emoción con eso de "futura esposa"!!! felicitaciones...

    Luna,te dice,que es un texto impecable, casi que hay que leerlo con cuidado,como espiando para no romper ese momento perfecto!
    Te felicito! (por todo!)

    ResponderEliminar
  3. Ay ay ay... (me sonrojo)
    Gracias a tu Susanita y a Luna un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Es una carta muy íntima, delicada, romántica, esperanzadora, deseos muy lindos de un mismo camino acompañado. La vida sin amor es muy aburrida, econtrar a la persona adecuada muy difícil, mantenerla a tu lado es un reto diario. Con esos lindos sueños de futuro no sería complicado.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes muchísima razón, Maite, es muy difícil, y más feliz se es por eso.
      Sería aburridísima, cierto, seca, triste siempre.
      Gracias por leerme, amiga, es un gusto.

      Besos

      Eliminar
  5. Me pregunto si ésto es real, :) Si medimos el amor por la inspiración, amigo mio,tú estás super enamorado,¡y qué afortunada es tu dama!
    Una carta increíble de hermosa.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me ves arriba en la imagen... Sí, es real a más no poder.
      Ohma, gracias.

      Te mando más bicos

      Eliminar
  6. Preciosa epístola, me alegro, me alegro y me alegro.
    Muchas felicidades amigo Luis.
    Un fuerte abrazo, de corazón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana, por tu detalle al comentar.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Ya sabes que lo predije en las líneas de tu mano, querido Luis.

    ¡Cómo me alegro de haber acertado y verte tan feliz!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Así fue, estando en Madrid aquel precioso y soleado fin de semana.
      Tienes el don de la predicción, Ángela.
      Dos besos grandes te mando

      Eliminar
  8. Encendido, pleno, franco, inspirado, loco, auténtico, grande...Maravilloso texto.

    Mi enhorabuena. Ella tiene que haberse quedado de piedra tras leerlo, y luego haberse derretido...

    Un gran abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh... Me gustan esos adjetivos para esta postura epistolar, quitando lo de grande, que me queda grande.

      Un abrazo, y ante todo, salud.
      Gracias por pasar por aquí y leer

      Eliminar
  9. Madre mía, hasta las trancas no, hasta la médula, los leucocitos, los hematíes, las plaquetas y hasta las bacterias de uno mismo están colados de amor.

    Te deseo que este sentimiento sea muy duradero, mucho. Que el problema no es llegar ahí sino mantenerlo. Es lo que tiene acostumbrarse a vivir en una nube...

    Un abrazo, Luigi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de nubes, yo quiero vivir en la luna con una diosa, con la destinataria de esta carta.
      Gracias, Ana

      Eliminar
  10. Un texto escrito a sentimiento, un texto escrito con el estómago que es donde afloran las mariposas y no con la cabeza. Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y leer, Rendan. Muchas gracias.

      Otro abrazo

      Eliminar
  11. El sentimiento a flor de palabra, caray, Luis, que llegue a su destino con presteza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha llegado!! Sí, claro.
      Gracias por tu visita, Beatriz, otro abrazo

      Eliminar
  12. Que maravilla que te quieran asi
    que te vean asi de perfecta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella es mi Diosa, y la tengo cerca, siempre presente.
      Muchas gracias por pasar por esta carretera, RECOMENZAR

      Eliminar